Sociedad

sociedad
187.jpg

Una sociedad es un grupo de personas involucradas por medio de diversas formas de interacción social, generalmente sujetas a la misma autoridad política y cultural. Las sociedades se caracterizan por patrones de relaciones (relaciones sociales) entre individuos que comparten una cultura distintiva, así como instituciones. Una sociedad determinada puede ser descrita como la significación total de las relaciones entre sus miembros.

En la medida en que se muestra colaborativa, una sociedad puede permitir a sus miembros diferentes formas de beneficio que de otra manera no serían posibles; es decir, que estarían vedadas en un accionar meramente individual

Una sociedad también puede constituirse con base en personas de ideas afines que se rigen por sus propias normas y valores dentro de un grupo social mayor. Este tipo de sociedades también pueden definirse como subculturas, un término que se utiliza ampliamente dentro de la criminología.

Más en general, y especialmente dentro de los modelos estructuralistas del pensamiento, una sociedad puede ser ilustrada con base en diversas instituciones y modelos económicos, sociales, industriales o de infraestructura cultural. En este sentido, la sociedad puede significar el objetivo de las relaciones que las personas tienen con el mundo material y con otras personas, más allá del individuo y de su propio entorno social.

Las sociedades son grupos sociales que se diferencian de acuerdo a sus estrategias de subsistencia; es decir, las formas en que los seres humanos hacen uso de la tecnología para poder cubrir sus necesidades. Aunque los seres humanos han establecido muchos tipos de sociedades a través de la historia, los antropólogos tienden a clasificar las diferentes sociedades según el grado en que los diversos grupos dentro de una sociedad desigual tienen acceso a ventajas tales como los recursos, el prestigio o el poder.

Prácticamente todas las sociedades han desarrollado algún grado de desigualdad entre sus habitantes a través del proceso de estratificación social; es decir, la división de los miembros de una sociedad en niveles, partiendo de diversos valores. Los sociólogos suelen clasificar las sociedades en tres amplias categorías: pre-industrial, industrial y postindustrial.

Sociedad Pre-industrial

En la sociedad pre-industrial, la producción de alimentos se realiza mediante el uso del trabajo humano y/o animal, siendo esta la principal actividad económica. Estas sociedades pueden ser subdivididas de acuerdo a su nivel de tecnología y a sus métodos de producción de alimentos. Estas subdivisiones son la caza y la recolección, la pastoral, la horticultura, la agricultura y feudal.

Industrial

Entre los siglos XV y XVI, surgió en Europa un nuevo sistema económico que comenzó a reemplazar el feudalismo. El capitalismo está marcado por la apertura de la competencia en un mercado libre, en el cual los medios de producción pasan a ser de propiedad privada. En Europa, la exploración y conquista de América sirvió como un impulso para el desarrollo del capitalismo. La introducción de productos extranjeros como metales, sedas, especias y otros, motivo la actividad comercial en las sociedades Europeas.

Post-industrial

Las sociedades post-industriales son sociedades dominadas por el intercambio de información, así como el uso de servicios y de alta tecnología, aunado a una alta producción de mercancías. En este rubro, Estados unidos es el primer país que tiene más de la mitad de su fuerza de trabajo empleada en las industrias de servicios. Las industrias de servicio incluyen al gobierno, de investigación, de educación, de salud, de ventas, de derecho y de la banca, entre otras.

This article was last modified: Jan. 2, 2018, 1:36 a.m.