Salud

salud
181.jpg

La salud es el estado o nivel funcional y de eficiencia metabólica de un organismo vivo. En los seres humanos, la salud es la capacidad de los individuos o de las comunidades para adaptarse y ser autónomos cuando se enfrentan física o mentalmente a cambios. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud en su sentido más amplio, en su constitución de 1948 como "un estado de completo bienestar físico, mental y social y no meramente la ausencia de enfermedad o dolencia.” Esta definición ha sido objeto de controversia, en particular porque carece de valor operativo, ya que puede existir ambigüedad en el desarrollo cohesivo en las estrategias de salud, y debido al problema creado por el uso de la palabra "completo". También se han propuesto otras definiciones, entre los cuales resalta aquella que correlaciona la salud y la satisfacción personal.

En general, el contexto en el que vive un individuo es de gran importancia para estado de salud y calidad de vida. Se reconoce cada vez más que la salud es mantenida y mejorada, no sólo a través de la promoción y la aplicación de ciencias de la salud, sino también a través de los esfuerzos inteligentes y opciones de estilo de vida del individuo y de la sociedad. Según la Organización Mundial de la Salud, los principales determinantes de la salud incluyen el entorno económico y social, el medio ambiente físico, y las características individuales y los comportamientos de cada persona.

Más específicamente, los factores clave que se han encontrado como elementos de influencia determinante en el hecho de que las personas sean o no saludables incluyen los siguientes:

  • Los ingresos y el estatus social

  • Las redes de apoyo social

  • La educación y la alfabetización

  • Empleo y condiciones de trabajo

  • Entornos sociales

  • Entornos físicos

  • Personal de salud, prácticas y habilidades de afrontamiento

  • Desarrollo saludable de los niños

  • La biología y la genética

  • Servicios de cuidado de salud

  • Género

  • Cultura

Un creciente número de estudios e informes de diferentes organizaciones establecen vínculos entre la salud y diferentes factores, incluyendo los estilos de vida, el medio ambiente, el cuidado de la salud por parte de instituciones, y la implementación políticas de salud.

Existen, además, tres campos interdependientes que se presentan como factores determinantes de la salud de un individuo. Estos son:

Estilo de vida: Aquí se incluyen las preferencias y las decisiones personales (es decir, sobre las cuales el individuo tiene el control), desde la alimentación, hasta las horas de sueño que destina para descansar.

Ambiental: todos los asuntos relacionados con la salud externos al cuerpo humano y sobre los cuales el individuo tiene poco o ningún control; en este caso juega un papel relevante la contaminación ambiental; ya que suele afectar seriamente la salud de los individuos (y de especies de animales y fauna), en especial de aquellos que habitan en las grandes ciudades.

Biomédica: todos los aspectos de la salud, física y mental, desarrollado dentro del cuerpo humano como influencia directa de la genética. En este caso, el individuo no tiene ningún tipo de control; ya que estas características son heredadas por sus padres.

This article was last modified: Jan. 2, 2018, 1:24 a.m.