Planeta

planeta

Definición y significado de Planeta

Un planeta es un astro opaco que carece de luz propia y que gira alrededor de una estrella; Los planetas tienen una forma esférica, o casi esférica; y es el elemento principal dentro de su órbita; según la definición de la reunión de la Unión Astronómica Internacional de Praga, llevada a cabo en el año 2006; Se denomina planeta cada uno de los cuerpos que describen órbitas elípticas alrededor del Sol.

Los planetas tienen diversos movimientos. Los más importantes son: el de rotación y el de translación. Mediante el movimiento de rotación, los planetas giran sobre sí mismos alrededor del eje. Lo cual es el factor que determina la duración del día del planeta. Por el movimiento de translación, los planetas efectúan órbitas alrededor del Sol. Cada órbita es el año del planeta. Cada planeta tarda un tiempo diferente para completar su traslación, cuanto más lejos este este del sol, más tiempo le tomara el completarla. Todos los planetas de nuestro sistema solar giran casi en el mismo plano, a excepción de Plutón, que tiene la órbita más inclinada, excéntrica y alargada.

Los planetas tienen una forma casi esférica, como una pelota un poco aplanada por los polos. Los materiales compactos se encuentran en el núcleo. Si el planeta tiene gases, estos forman una atmosfera sobre la superficie.

Mercurio, Venus, la Tierra y Marte son planetas pequeños y rocosos, con una alta densidad. Estos planetas también tienen un lento movimiento de rotación, pocas lunas o en algunos casos ninguna y una forma bastante redonda. Plutón, también un planeta pequeño, está cubierto por hielo de metano y acompañado por su luna gigante, Caronte

Júpiter, Neptuno, Urano y Saturno - La joya del sistema solar- ,estos son los mundos gigantes gaseosos, son enormes y ligeros, hechos de gas y hielo, están todos rodeados por un séquito de lunas heladas. Estos planetas tienen una rotación bastante rápida.

Los planetas se formaron hace unos 4 500 millones de años, al mismo tiempo que nuestra estrella, el Sol la estrella más próxima, un infierno de gas de hidrógeno y de helio ocupado en reacciones termonucleares y que inunda de luz el sistema solar.

No se sabe con certeza como es que se formaron los planetas. La teoría predominante es que lo hacen durante el colapso de una nebulosa en un delgado disco de gas y polvo. En el centro se forma una protoestrella rodeada de un disco protoplanetario en rotación. Mediante la acreción, la cual es un proceso de coalescencia por colisión, las partículas de gas y polvo del disco acumulan sin interrupción masa para formar objetos cada vez más y más grandes. Estas acumulaciones de masa, conocidas como planetesimales, aceleran el proceso de acreción por la atracción gravitatoria de materiales adicionales y se vuelven cada vez más densas hasta que colapsan bajo la gravedad para formar proto-planetas. Después de que un planeta alcanza una masa algo mayor que la de Marte, comienza a reunir una atmósfera extensa que incrementa la tasa de captura de planetesimales por medio de la resistencia atmosférica.

En función del modo de acreción de sólidos y gases, el resultado será un planeta gigante, un gigante de hielo o un planeta terrestre.

This article was last modified: Jan. 2, 2018, 12:43 a.m.