Investigación

investigación
116.png

"Investigar" (del latín investigare), es un verbo que se refiere a la acción de seguir las huellas de algo o de alguien. También hace referencia a la realización de actividades intelectuales y experimentales de modo sistemático, realizados con el objetivo de ampliar los conocimientos sobre una determinada materia.

En este sentido, se puede decir que una investigación es la búsqueda de conocimientos o de soluciones a ciertos problemas. Cabe destacar que una investigación, más concretamente en el área científica, es todo un proceso sistemático (se recogen datos a partir de un plan preestablecido que, una vez interpretados, modificarán o añadirán conocimientos a los ya existentes), organizado (es necesario especificar los detalles relacionados con el estudio) y objetivo (sus conclusiones no se basan en impresiones subjetivas, sino en hechos que hayan sido observados y evaluados).

Las actividades que se realizan dentro de un proceso de investigación incluyen la medición de los fenómenos, la comparación de los resultados obtenidos y la interpretación de los mismos en función de los conocimientos actuales. También se pueden hacer encuestas en la búsqueda de un dato objetivo.

Existen dos grandes tipos de investigación: investigación básica (también llamada pura o fundamental), que suele darse en los laboratorios y permite la ampliación del conocimiento científico gracias a la creación o modificación de teorías; y la investigación aplicada, que consiste en la utilización de los conocimientos en la práctica.

Las investigaciones también pueden ser clasificadas según el nivel de interacción entre las disciplinas participantes (multidisciplinar, interdisciplinar o transdisciplinar).

Cualquier clasificación es realizada mediante algún criterio. Con relación a las investigaciones, es bastante habitual en la clasificación con base en sus objetivos generales. Así, es posible clasificar las investigaciones en tres grandes grupos: la investigación descriptiva, la investigación exploratoria y la investigación explicativa.

Una investigación científica es un proceso de investigación en que se interesa descubrir las relaciones existentes entre los aspectos que envuelven los hechos, fenómenos, situaciones o cosas. En una investigación científica buscamos utilizar el método científico que, de manera general, consiste en realizar los siguientes pasos para la resolución de un problema:

– Definición y delimitación de un problema de investigación.

– Formulación de la hipótesis.

– Observaciones, recopilación de datos y de información.

– Análisis e interpretación de los resultados.

– Rechazo o no rechazo de la hipótesis.

La clasificación de las investigaciones exploratorias, descriptivas y explicativas es muy útil para el establecimiento de su marco teórico, o sea, para permitir una aproximación conceptual.

La investigación exploratoria

La investigación exploratoria establece criterios, métodos y técnicas para la elaboración de una investigación y tiene como objetivo ofrecer información sobre el objeto de dicha y orientar la formulación de hipótesis.

La investigación exploratoria tiene como finalidad el descubrimiento, el hallazgo, la elucidación de los fenómenos o la explicación de aquellos que no eran aceptados a pesar de evidentes. La explotación representa en la actualidad un importante diferencial competitivo en términos de competencia.

La investigación tecnológica exploratoria oportuniza la obtención de patentes nacionales e internacionales, la generación de riqueza y la reducción de la dependencia tecnológica.

Nuevos productos y procesos pueden ser originados por impulsos creativos, que a partir de los ensayos exploratorios producen invenciones o innovaciones.

Investigación descriptiva

En la investigación descriptiva se realiza el estudio, la observación, el registro y la interpretación de los hechos del mundo físico sin la interferencia del investigador. Son ejemplos de investigación descriptiva la investigación de mercado y opinión.

El propósito de la investigación descriptiva consiste en observar, registrar y analizar los fenómenos o sistemas técnicos, pero sin entrar en el mérito de los contenidos.

En este tipo de investigación no puede haber interferencia del investigador, que sólo debe averiguar la frecuencia con la que el fenómeno ocurre o cómo se estructura y funciona un sistema, método, proceso o realidad operativa.

El proceso descriptivo apunta a la identificación, registro y análisis de las características, los factores o variables que se relacionan con el fenómeno o proceso. Este tipo de investigación puede ser entendida como un estudio de caso en el que, después de la recolección de datos, se realiza un análisis de las relaciones entre las variables para una posterior determinación de los efectos que resulten en una empresa, el sistema de producción o producto.

La investigación descriptiva puede aparecer bajo diferentes tipos: documental, estudios de campo, encuestas, etc., siempre que estudie la correlación de, al menos, dos variables.

Investigación explicativa

La investigación explicativa registra hechos, analiza, interpreta e identifica sus causas. Esta práctica tiene como objetivo ampliar generalizaciones, establecer leyes más amplias, estructurar y definir modelos teóricos, relacionar hipótesis en una visión más unitaria del universo o ámbito productivo en general y generar hipótesis o ideas por la fuerza de la deducción lógica.

En la investigación explicativa se requiere mayor inversión en síntesis, teorización y reflexión a partir del objeto de estudio. Tiene como objetivo identificar los factores que contribuyen a la ocurrencia de los fenómenos o variables que afectan el proceso. Explica el por qué de las cosas.

This article was last modified: Jan. 1, 2018, 3:44 a.m.