Física

física

Definición, concepto y significado de Física

90.jpg

Física (del griego antiguo: φύσις *physis * "naturaleza") es la ciencia que estudia la naturaleza y sus fenómenos en sus aspectos más generales. Analiza sus relaciones y propiedades, además de describir y explicar la mayor parte de sus consecuencias. La física implica la búsqueda de la comprensión científica de los comportamientos naturales y generales del mundo a nuestro alrededor, desde las partículas elementales hasta el universo como un todo. Con el apoyo del método científico y la lógica, y teniendo a la matemática como el lenguaje natural, esta ciencia describe la naturaleza a través de modelos científicos. Es considerada como la ciencia fundamental, sinónimo de la ciencia natural: las ciencias naturales como la química y la biología, tienen raíces en la física. Su presencia en la vida cotidiana es muy amplia, siendo prácticamente imposible realizar una descripción completa de los fenómenos físicos en nuestro alrededor. La aplicación de la física para el beneficio humano, ha contribuido de una forma muy valiosa para el desarrollo de toda la tecnología moderna, desde el automóvil hasta los ordenadores cuánticos.

Desde el fin de la Edad Media existía la necesidad de comprender la mecánica, y los conocimientos de la época, sobre todo aristotélicos, ya no eran más que suficientes. Galileo enfocó sus estudios en los proyectiles, los péndulos y los movimientos de los planetas, e Isaac Newton elaboró más tarde los principios fundamentales de la dinámica al publicar sus leyes y la gravitación universal en su libro Principia, que se convirtió en la obra científica más influyente de todos los tiempos.

La termodinámica, que estudia las causas y los efectos de los cambios en la temperatura, la presión y el volumen en la escala macroscópica, tuvo su origen en la invención de las máquinas térmicas durante el siglo XVIII. Sus estudios llevaron a la generalización del concepto de energía.

La conexión de la electricidad, que estudia las cargas eléctricas, con el magnetismo, que es el estudio de las propiedades relacionadas con los imanes, se percibe sólo en el inicio del siglo XIX por Hans Christian Ørsted. Las descripciones físicas y matemáticas de la electricidad y el magnetismo fueron unificadas por James Clerk Maxwell, y a partir de entonces estas dos áreas, junto con la óptica, pasaron a ser tratadas como diferentes visiones de un mismo fenómeno físico, el electromagnetismo.

En el inicio del siglo XX, la incapacidad de la descripción y explicación de ciertos fenómenos observados, como el efecto fotoeléctrico, planteó la necesidad de abrir nuevos horizontes para la física. Albert Einstein publicó la teoría de la relatividad general en 1915, afirmando la constancia de la velocidad de la luz, y sus consecuencias hasta entonces inimaginables. La teoría de la relatividad de Einstein lleva a uno de los principios de conservación más importantes de la física, la relación entre masa y energía, expresada por la famosa ecuación E=mc2.

La teoría de la relatividad general también unifica los conceptos de espacio y tiempo: la gravedad es sólo una consecuencia de la deformación del espacio-tiempo causada por la presencia de masa.

Max Planck, al estudiar la radiación de cuerpo negro, se vio obligado a concluir que la energía está dividida en "paquetes", conocidos como quanta. Einstein demostró físicamente las ideas de Planck, fijando las primeras raíces de la mecánica cuántica.

La física es una ciencia importante e influyente y sus evoluciones son a menudo traducidas en el desarrollo de nuevas tecnologías. El avance de los conocimientos en electromagnetismo ha permitido el desarrollo de tecnologías que sin duda influyen en la vida cotidiana de la sociedad moderna: el dominio de la energía eléctrica ha permitido el desarrollo y la construcción de los aparatos eléctricos; el dominio sobre las radiaciones electromagnéticas y el control minucioso de las corrientes eléctricas permitió el surgimiento de la electrónica y el consecuente desarrollo de las telecomunicaciones globales y de la informática, que son inseparables de la definición de la sociedad civilizada moderna.

El desarrollo de los conocimientos en termodinámica ha permitido que el transporte dejara de ser dependiente de la fuerza animal o humana, gracias a la llegada de los motores térmicos, que también impulsó toda una Revolución Industrial.

Nada de esto sería posible, sin embargo, sin el desarrollo de la mecánica, que tiene sus raíces vinculadas al propio desarrollo de la física.

This article was last modified: June 30, 2019, 11:36 p.m.