Energía

energía

Definición, concepto y significado de Energía

La energía es la medida de la capacidad de un cuerpo o sistema para realizar trabajo o producir un cambio, expresado generalmente en joules o en kilovatios hora (kWh). Ninguna actividad es posible sin energía y su importe total en el universo es fijo. En otras palabras, la energía no se crea ni se destruye, sino que sólo puede cambiar de un tipo a otro (es decir, sólo se transforma). Los dos tipos básicos de energía son:

Potencial: la energía asociada con la naturaleza, la posición o el estado (tales como energía química, energía eléctrica, energía nuclear).

Cinética: la energía asociada con el movimiento (como el de un coche en movimiento o un engrane).

Algunos tipos de energía, de acuerdo a la forma que esta toma son:

Calor (térmica)

Luz (radiante)

Movimiento (cinética)

Eléctrica

Química

Nuclear

Gravitacional

Entre otras

Las fuentes de energía se pueden clasificar como renovables o no renovables. Por ejemplo, cuando empleamos la energía eléctrica en nuestros hogares, ésta debe de provenir de algún sitio donde es generada; ya sea por una reacción nuclear, o por una planta hidroeléctrica ubicada en un río. Por lo tanto, la nuclear y la hidroeléctrica son denominadas como fuentes de energía.

Las fuentes de energía renovables son aquellas que pueden reponerse y producirse fácilmente.

Las fuentes de energía no renovables es aquella que se agota o que se repone con suma dificultad.

Tanto las fuentes de energía renovables, como las no renovables, pueden ser utilizadas como fuentes de energía primaria para generar energía útil, ya sea calor, electricidad, etc.

Energía renovable

Hay cinco principales fuentes de energía renovable:

  • La energía solar, proveniente del sol.
  • La energía geotérmica, que proviene del calor liberado por el centro de la Tierra.
  • La energía eólica, que se obtiene del viento.
  • La biomasa, que se obtiene generalmente de las plantas.
  • La energía hidráulica, que proviene del aprovechamiento de corrientes de agua (como ríos y arroyos).

Energía no renovable

La mayoría de la energía consumida en el mundo proviene de fuentes de energía no renovables; esto se debe, principalmente, al papel preponderante que juega el petróleo y sus derivados en las sociedades contemporáneas:

  • Productos derivados del petróleo
  • Hidrocarburos líquidos de gas
  • Gas Natural
  • Carbón
  • Energía nuclear
  • Entre otras

El petróleo crudo, el gas natural y el carbón son conocidos también como combustibles fósiles, debido a que se formaron durante millones de años por la acción del calor del núcleo de la tierra, así como por la presión de la roca y el suelo sobre los restos (o fósiles) de plantas muertas y criaturas microscópicas como las diatomeas. Cabe señalar que la mayoría de los productos de petróleo que se consumen en el mundo se encuentran elaborados a partir de petróleo crudo.

Por su parte, la energía nuclear es producida a partir de uranio (u otras fuentes radioactivas), una fuente de energía no renovable cuyos átomos se dividen (a través de un proceso llamado fisión nuclear) para crear calor y, eventualmente, electricidad.

This article was last modified: June 30, 2019, 11:28 p.m.