Adolescencia

adolescencia
5.jpg
6.jpg

La adolescencia es una etapa transitoria del desarrollo físico y psicológico que ocurre generalmente durante el período de la pubertad a la adultez legal (edad de la mayoría).

La adolescencia suele asociarse con una edad específica, pero sus expresiones físicas, psicológicas o culturales pueden comenzar antes y terminar después. Por ejemplo, la pubertad comienza normalmente durante la preadolescencia, particularmente en las mujeres.

El crecimiento físico (particularmente en los hombres) y el desarrollo cognitivo pueden extenderse hasta los primeros años veinte. Así, la edad sólo proporciona un marcador aproximado de la adolescencia, y los académicos han encontrado difícil acordar una definición precisa de la adolescencia.

Una comprensión profunda de la adolescencia en la sociedad depende de la información desde diversas perspectivas, incluyendo áreas como la psicología, la biología, la historia, la sociología, la educación y la antropología. Dentro de todas estas perspectivas, la adolescencia es vista como un período de transición entre la infancia y la edad adulta, cuyo propósito cultural es la preparación de los niños para los roles de adultos. Es un período de transiciones múltiples que involucra educación, capacitación, empleo y desempleo, así como transiciones de una circunstancia viva a otra.

El final de la adolescencia y el comienzo de la edad adulta legal varían según el país y la función de los roles. Además, incluso dentro de un estado o cultura de una sola nación puede haber diferentes edades en las que un individuo es considerado (cronológicamente y legalmente) lo suficientemente maduro para que la sociedad le confiera ciertos privilegios y responsabilidades.

Estos hitos incluyen conducir un vehículo, tener relaciones sexuales legales, servir en las fuerzas armadas o en un jurado, comprar y beber alcohol, votar, celebrar contratos, terminar ciertos niveles de educación y matrimonio. La adolescencia suele ir acompañada de una mayor independencia permitida por los padres o tutores legales, incluyendo menos supervisión en comparación con la preadolescencia.

En el estudio del desarrollo adolescente, la adolescencia puede definirse biológicamente, como la transición física marcada por el inicio de la pubertad y la terminación del crecimiento físico. Cognitivamente, como cambios en la capacidad de pensar de forma abstracta y multidimensional; o socialmente, como un período de preparación para los roles adultos.

Los principales cambios puberales y biológicos incluyen cambios en los órganos sexuales, altura, peso y masa muscular, así como cambios importantes en la estructura y organización del cerebro. Los avances cognoscitivos abarcan tanto el incremento del conocimiento como la capacidad de pensar abstractamente y de razonar más eficazmente. El estudio del desarrollo adolescente a menudo implica colaboraciones interdisciplinarias.

Por ejemplo, los investigadores en neurociencia o salud bio-conductual podrían centrarse en los cambios puberales en la estructura cerebral y sus efectos sobre la cognición o las relaciones sociales. Los sociólogos interesados en la adolescencia podrían centrarse en la adquisición de roles sociales (por ejemplo, trabajador o pareja romántica) y cómo esto varía según las culturas o las condiciones sociales. Los psicólogos del desarrollo podrían centrarse en los cambios en las relaciones con los padres y compañeros en función de la estructura escolar y el estado puberal. Algunos científicos han cuestionado la universalidad de la adolescencia como una fase de desarrollo, y argumentan que los rasgos a menudo considerados típicos de los adolescentes no son inherentes.

This article was last modified: Dec. 31, 2017, 9:49 p.m.