Administración

administración

Definición, concepto y significado de Administración

Administrar es el proceso de dirigir las acciones que utilizan los recursos para lograr objetivos. Aunque es importante en cualquier ámbito de aplicación de los recursos, la principal razón para el estudio de la Administración es su impacto sobre el rendimiento de las organizaciones. Es la forma en que son administradas que hace a las organizaciones más o menos capaces de utilizar correctamente sus recursos para alcanzar los objetivos correctos.

Como nexo de unión entre los recursos y los objetivos de una organización, corresponde al profesional de la Administración de combinar los medios en la proporción adecuada, siendo para ello necesario tomar decisiones constantemente en un contexto de restricciones, pues, ninguna organización dispone de todos los recursos y la capacidad de procesamiento de información del ser humano es limitada. Administrar implica la elaboración de planes, dictámenes, informes, proyectos, arbitrajes y dictámenes, en los que es necesaria la aplicación de los conocimientos inherentes a las técnicas de Administración.

La administración es la ciencia social que estudia y sistematiza las prácticas usadas para administrar.

El término "administración" significa dirección, gerencia. O sea, es el acto de administrar o gestionar negocios, personas o recursos, con el objetivo de alcanzar metas definidas.

Es un área del conocimiento fundamentada en un conjunto de principios, normas y funciones diseñadas para disciplinar a los factores de producción, teniendo en vista el alcance de determinados fines como la maximización de beneficios o la adecuada prestación de los servicios públicos.

Presupone la existencia de una institución a ser administrada, o sea, una organización constituida por personas y recursos que se relacionen en un determinado entorno, orientadas a objetivos comunes.

La Administración es a menudo tomada como sinónimo de Administración de Empresas. Sin embargo, esto sólo tiene sentido si el término empresa se considera como sinónimo de organización, que se refiere a los esfuerzos humanos organizados, hechos en común, con un fin específico, de un objetivo. Lo adecuado es considerar la Administración de Empresas sub-área de la Administración, una vez que esta trata de organizaciones que pueden ser públicas, sociedades de economía mixta o privadas, con o sin fines de lucro.

La necesidad de organizar los establecimientos nacidos con la Revolución Industrial, ocurrida en Inglaterra a mediados del Siglo XIX, llevó a profesionales de otras áreas más antiguas, a ejemplo de la Ingeniería, a buscar soluciones específicas para problemas que no existían antes. Así, la aplicación de métodos de ciencias diversas, para administrar estos emprendimientos, dio origen a los rudimentos de la Ciencia de la Administración.

Hay autores que consideran que la Administración de un área interdisciplinaria del conocimiento, una vez que se aplique de métodos y saberes de diversas ciencias, como la Contabilidad, Derecho, Economía, Filosofía, Psicología, Sociología, etc.

No se debe confundir la gestión de una casa o de la vida personal, que tiene su arte propia, sin embargo empírica, con la administración de una institución. La gerencia corporativa requiere el conocimiento y aplicación de diversos modelos y técnicas administrativas, mientras que la gerencia de personal puede ser realizada por personas sin cualificaciones adicionales. Como ejemplo de dependencia de la Ciencia de la Administración, para funcionar de manera empresarial, están las Instituciones de Derecho Público o Entidades de Derecho Privado, creadas, respectivamente, para los propósitos sociales o fines de lucro.

This article was last modified: June 30, 2019, 10:54 p.m.